Los autores del nuevo periodo cultural en Hispanoamérica.

Hay quienes consideran a Rubén Darío como el padre de esta corriente literaria, ya que este nicaragüense participó en muchos movimientos literarios en distintas naciones hispanoamericanas. Sin embargo, personajes ilustres de la literatura apuntan que no fue Rubén Darío el máximo exponente del movimiento, sino otros hombres destacados como: José Martí, Manuel Gutiérrez Nájera, Julián del Casal y José Asunción Silva.

Rubén Darío:

Rubén Darío.jpg

Su nombre verdadero es Félix Rubén García Sarmiento. Fue poeta, periodista y diplomático y es considerado por muchos eruditos como el “Príncipe de las Letras Castellanas”.

Es el más sobresaliente de los poetas nicaragüenses. Nació en Metapa el 18 de enero de 1867 y fue cuando era apenas un adolescente que publicó sus primeros poemas: “La Fe”, “Una lágrima” y “El desengaño”.

En 1887 publicó tres libros de poemas “Abrojos”, “Canto épico a las glorias de Chile” y “Rimas”. Al año siguiente, saldría a la luz “Azul…”. Todas estas obras, sentarían las bases del modernismo y llamarían la atención de todas las críticas, especialmente del escritor español Juan Valera y del uruguayo José Enrique Rodó.

A Rúben Dario se le reconoce como jefe de filas del movimiento modernista, y Padre del modernismo por sus contemporáneos los más prestigiosos escritores de España e Ibero América. Con su obra Azul fue considerado como el iniciador de una nueva época en la poesía de la lengua española. Sin su influencia, quedaría aún inexplicada e incompleta la historia de la literatura en la lengua castellana.

Rubén Darío, hito de la literatura en la lengua española, favoreció el encuentro entre la literatura en español de ambos lados del Atlántico. Junto a Gustavo Adolfo Bécquer inició la recuperación de la poesía española que acabaría en la generación del 27 y daría figuras como Juan Ramón Jiménez.

José Martí.

MartiJohnManuel K TRestauration.jpg

Patriota y escritor cubano, apóstol de la independencia de Cuba, última colonia española en América. El hecho de haber muerto en la batalla lo transformó en el mártir de las aspiraciones cubanas a la independencia.

Nació el 28 de enero de 1853 en la Habana. A los 16 años por sus ideas revolucionarias fue condenado a seis años de prisión. Con la salud quebrantada, fue indultado y confinado en la isla de Pinos. Deportado a España en 1871, publicó El presidio político en Cuba, el primero de muchos folletos que abogaban por la independencia cubana de España y La República Española ante la Revolución Cubana. Terminó su educación en la Universidad de Zaragoza; donde en 1874 se licenció en Derecho y Filosofía y Letras.

Se trasladó a EE.UU. donde vivió entre 1881 y 1895 en Nueva York, ejerció el periodismo y fundó en 1892 el Partido Revolucionario Cubano, del que fue elegido delegado para la organización de la lucha independentista. Fue ese año cuando fundó su diario, “Patria”. En 1895 en la isla de Santo Domingo redactó el Manifiesto de Montecristi, en el que predicó la guerra sin odio, y que firmó con Máximo General Gómez y Baez, el héroe de la independencia cubana. Desembarcó con éste en Playitas, en el este de Cuba, donde murió un mes más tarde, el 19 de mayo de 1895, durante una escaramuza con tropas españoles en Dos Ríos.

Como escritor Martí fue un precursor del modernismo iberoamericano. Sus escrituras incluyen numerosos poemas, “Ismaelillo” (1882), “Versos sencillos” (1891) y “Versos libres” (1892), la novela “Amistad funesta” (1885) y ensayos. En 1889 fundó y dirigió la revista para niños “La edad de oro” donde publicó un textosobre San Martín. Se destacó por su estilo fluido, simple y su vívidas imágenes personales. Sus Obras Completas, formadas por 73 volúmenes, se publicaron desde 1936 a 1953.

Manuel Gutiérrez Nájera.

http://www.ebrisa.com/portalc/media/media-S/images/00023140.jpg

Poeta, periodista y ensayista mexicano nacido en Ciudad de México en 1859. Inició su  arrera literaria desde los dieciséis años de edad, dando a conocer sus escritos en la prensa bajo numerosos seudónimos. La influencia que ejercieran en él los poetas franceses  héofile Gautier y Paul Verlaine, lo convirtieron en el precursor de la poesía Modernista marcando la transición desde el Romanticismo. Cultivó además la crítica literaria y teatral empleando un lenguaje de gran personalidad expresiva. Su principal interés radicó según sus palabras, en “expresar los pensamientos franceses en versos españoles”, versos cuya trascendencia sólo se observó después de su muerte, acaecida en el año de 1895

Julián del Casal.

http://bases.files.wordpress.com/2008/03/casal.jpg?w=500

Poeta cubano nacido en La Habana en 1863. A los veinticinco años, después de un corto viaje por Europa, regresó a Cuba donde se dedicó al periodismo, la crítica literaria y teatral, la poesía y la traducción de grandes poetas. Está considerado como un baluarte del modernismo hispanoamericano y una de las grandes voces de la poesía y la prosa cubana. «Hojas al viento» en  1890, «Nieve» en 1892, «Mi Museo ideal» en 1892 y «Bustos y rimas» en 1893, reunen la totalidad de su obra. Murió en 1893.

José Asunción Silva.

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/s/fotos/silva_jose_asuncion.jpg

La vida de Silva transcurre en el ambiente cerrado y nada estimulante del Bogotá de sus años. De ningún modo un neurótico, pero sí un desajustado y un inconforme, su existencia estuvo marcada por el fracaso y las frustraciones. A los treinta y un años comete suicidio sin que su genio poético hubiese llegar a madurar plenamente.

Entre las diferentes opciones estéticas que convergen y se entrecruzan en el período modernista, este poeta colombiano apenas aparece tocado por el parnasianismo y aún menos por el preciosismo exterior que tanto proliferó en los comienzos de la década del 1890.

Su temperamento poético, y sus lecturas y preferencias hacen de Silva el poeta de su generación que más intuitivamente, y como mayor lucidez crítica a la vez, se entra en el ámbito del simbolismo.

“. Como los simbolistas, y como todos los modernistas que a aquéllos siguieron, profesó un respeto sagrado al ejercicio de la poesía: para él, dirá, el verso es vaso santo (“Ars”); y hasta desplegó, en pareados alejandrinos de dicción e intencionalidad característicamente modernistas, una poética (de arte nervioso y nuevo) que resume la naturaleza novadora y sincrética de este modo de sensibilidad y expresividad, pero con claro énfasis en el ocultamiento y la sugestión propios del simbolismo (“Un poema”).

De todos los poetas modernistas es Silva quien, por las vicisitudes de sus manuscritos y las irregularidades consecuentes de las primeras publicaciones, presenta mayores problemas y dificultades textuales.

Leopoldo Lugones.

http://letras-uruguay.espaciolatino.com/aaa/acosta_delfina/060306122554243.jpg

Nació en 1874 en Villa de María en el departamento cordobés del Río Seco. Recitó su primera composición en el Teatro Indarte, dirigió el periódico liberal y anticlerical “El Pensamiento Libre” y se alistó voluntariamente para enfrentar a las fuerzas radicales sublevadas en Rosario.

Lugones se fue convirtiendo en un personaje popular capaz de ser contrapunto de los payadores del barrio, publicar versos controvertidos con el seudónimo Gil Paz, promover huelgas estudiantiles y fundar un centro socialista.

El “novecientos” fue una época de intensa producción en la que escribió muchas de sus obras más valoradas como “Crepúsculos del jardín” (1905) donde se acerca al modernismo hispanista y a las nuevas corrientes literarias francesas: simbolismo, decadentismo, parnasianismo. Esta tendencia alcanza su máxima expresión en “Lunario sentimental” (1909). En su obra “Las fuerzas extrañas” (1906). Lugones plasmará sus habilidades para escribir cuentos de misterio. Este trabajo junto con los “Cuentos fatales” (1926) renuevan el género de la forma breve e inician una fecunda tradición en el Río de la Plata, en la que se inscribirán escritores como Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares y Julio Cortázar.

Europa se vivía un tiempo de incertidumbre instalado con la guerra mundial, la revolución de los “soviet” y el fascismo italiano, mientras en Argentina se sentía la crisis económica y la inestabilidad política. Lugones fue un observador atento de la situación internacional y un hombre de acción en su país.

Lugones aún hoy genera controversias por su cambiante temperamento político. El tiempo, sin embargo, lo ha destacado como una figura central de la cultura argentina y como uno de sus más grandes escritores.

Delmira Agustini.

http://nacionapache.files.wordpress.com/2007/09/cl.jpg?w=500

Delmira Agustini fue la más destacada poetisa del Modernismo. Exuberante prestigio para cualquier escritora. Pero no para la crítica de Rubén Darío. El gran maestro la elevó hasta la cúspide de la literatura española. La comparó con Santa Teresa. En Pórtico, Darío la proclama como la única, desde la Santa, en expresarse como mujer.

Agustini, con el apoyo de su compatriota María Eugenia Vaz Ferreira, abrió las puertas a la poesía femenina. Cierto que tenemos el orgullo de tener sobre pedestales bien merecidos a varias notables escritoras que deleitaron nuestra literatura antes que ella. Pero esta joven uruguaya ignoró las barreras y narró sus sentimientos tal y como los sentía. Inadvertidamente – ¿quizás? – logrando lo imposible, la igualdad del género sin competir con el sexo opuesto.

Fascinación causó en sus lectores, entre los cuales se encontraban los más notables escritores en boga. A pesar de su extremado erotismo no existe una sola desfachatez ni vulgaridad en sus obras. Su forma y expresión poética es considerada a la par con la de los más distinguidos modernistas, los cuales se esforzaban al máximo por alcanzar la perfección. La musicalidad de sus versos también es obra de admiración. Y con respecto a la espiritualidad en la sensualidad, bueno, ahí Agustini se encuentra muy aventajada en una clase por sí sola.

Estudios de sus cuadernos prueban el esmero que desarrollaba en la purificación de sus obras. Su diversificación y proliferación también son destacables. Razones por las cuales han habido muchos entendidos en la materia quienes han afirmado que si hubiera tenido la oportunidad de madurar su talento unos escasos años más, hubiese matizado los ensueños de los ángeles.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: